Protección solar | Fundación Stanpa

cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inicio » Autocuidado y bienestar físico » Cuida tu piel durante el tratamiento » Protección solar
Protección solar
Un día con sol, un paseo al aire libre…, siempre mejora el estado de ánimo. Sin embargo, aunque los beneficios del sol son numerosos, debemos evitar los efectos perjudiciales sobre nuestra piel. Durante el tratamiento oncológico la piel, además de seca y sensible, suele presentar una mayor foto sensibilidad, es decir los efectos del sol sobre la piel son mucho mayores. Además como consecuencia del tratamiento o de la propia la piel puede presentar enrojecimientos, descamaciones o manchas que se acentuarán por efecto de la radiación solar directa.

Es importante cuidar tu piel frente al sol en cualquier momento del año ya que los rayos UV están presentes siempre, incluso en días nublados. Evita exponerte directamente al sol, y evita asimismo la franja horaria de mayor irradiación (de 12-16h). Aplica generosamente el fotoprotector sobre la piel, insistiendo especialmente en las áreas expuestas al sol y hazlo siempre antes de salir de casa. No olvides aplicarte crema cada 2 horas en función de la estación del año y del lugar donde te encuentres, la altitud, la arena, la nieve,... son factores que incrementan la actividad de la radiación sobre la piel.

Además del fotoprotector, utiliza sombrero de ala ancha, gafas de sol y cubre la piel de tu cuerpo con tejidos claros y frescos.

El fotoprotector que elijas debe ofrecer protección frente la radiación UVA y UVB y debes asegurarte que los filtros son fotoestables, es decir que su actividad no disminuye en su contacto con la propia radiación solar. El experto en cosmética de tu punto de venta habitual te aconsejará para que elijas el producto más adecuado a tus gustos y necesidades.