La seguridad de los cosméticos | Autocuidado y bienestar físico

cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inicio » Autocuidado y bienestar físico » La seguridad de los cosméticos
La seguridad de los cosméticos
Los productos cosméticos forman parte de nuestra vida diaria proporcionándonos la higiene y el cuidado necesarios para mantener la salud de nuestra piel, importante barrera natural de protección. Además los cosméticos pueden ayudarnos a que nos sintamos a gusto con nuestro aspecto, aumentando nuestra autoestima. Además, durante el tratamiento oncológico contribuyen a que sientas que recuperas algunos hábitos de tu vida cotidiana.

En Europa, todos los productos cosméticos están sometidos a una estricta regulación que garantiza su seguridad ya que por su propia definición deben ser absolutamente inocuos para la salud. Utiliza tus cosméticos con total tranquilidad. Usarlos de forma continuada es la manera más rápida y segura de ayudar a tu piel durante el tratamiento.

 
¿Qué tipo de productos cosméticos puedo utilizar durante el tratamiento? 
  • Es absolutamente recomendable utilizar solo productos cosméticos adquiridos en puntos de venta legales (supermercados, farmacias, parafarmacias, grandes almacenes, perfumerías especializadas, centros de estética, etc.) ya que nos garantizan que los cosméticos cumplen las normas de seguridad conforme a la legislación española y que, además, es común al territorio europeo.
  • No utilizar “remedios caseros” porque no se puede garantizar ni su seguridad ni la correcta aplicación.
  • Seguir estrictamente las indicaciones de aplicación del producto descritas en su embalaje ya que es en estas condiciones donde se ha comprobado su seguridad de uso.
 
Algo que debes saber sobre los perfumes
 
Por último, quizás hayas oído que los perfumes fuertes o con altas concentraciones de alcohol pueden dañar tu piel. En este sentido, no hay recomendaciones específicas para su utilización, ni consta ninguna contraindicación. Sin embargo, la mayoría de ellos contienen alcohol y es posible que notes tu piel más seca. Si es tu caso, ponte el perfume sobre la ropa en vez de hacerlo sobre la piel.