Uñas | Fundación Stanpa

cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inicio » Autocuidado y bienestar físico » Cuida tu piel durante el tratamiento » Uñas
Uñas
El tratamiento oncológico también puede producir cambios en tus uñas. Por un lado se vuelven más frágiles, con mayor tendencia a romperse, y las infecciones se pueden desarrollar con mayor facilidad. Los siguientes consejos te ayudarán a cuidarlas y a evitar complicaciones:

  • Evita cortar las cutículas. Es mejor retirarlas con un producto específico y con la ayuda del “palito de naranja”. A continuación aplica una crema de manos suave con un buen masaje.
  • No uses la lima sobre manchas o estrías que pueden aparecer en las uñas.
  • Consulta a tu médico si aparecen signos de infección como color oscuro o inflamación en los uñeros.
  • Para utilizar esmalte debes esperar unas cuatro semanas desde la última sesión de quimioterapia o cuando lo indique tu médico.
  • Recuerda que es aconsejable proteger tus manos con guantes para lavar los platos, labores domésticas, jardinería etc.

La fragilidad de las uñas se debe, en la mayoría de los casos a la pérdida de hidratación. Para evitarlo utiliza crema hidratante de manos de forma habitual y aplica una capa generosa antes de acostarte para combatir la sequedad.